Análisis del Plan hecho público por el Ministerio de Sanidad, que tendrá que concretarse a través de normas jurídicas.

Madrid, 29 de abril. CONEPA ha aconsejado a sus asociaciones que transmitan cautela a los talleres y les pidan atención a sus comunicaciones directas en relación al “Plan para la transición hacia la nueva normalidad” hecho público ayer por el Gobierno pero pendiente de concreción normativa y territorial, pues cada provincia, según su afectación por la epidemia, tendrá sus propios plazos temporales de implementación. Las asociaciones integradas en CONEPA ya están haciendo consultas específicas sobre sus áreas de influencia y se está a la espera de las respuestas, que serán trasladadas de inmediato a los respectivos asociados.

Bajo el criterio de los técnicos, y en base a la consideración de nuestro sector como servicio esencial, con el plan hecho público por el Gobierno los talleres podrían prestar todo tipo de servicios en breve, pero es necesaria la confirmación de la autoridad competente a través de las correspondientes normas jurídicas.

Los técnicos de CONEPA han analizado en profundidad tanto el “Plan para la transición hacia una nueva normalidad”, como sus anexos, con información relativa a actividades concretas y a cronograma (calendario de implementación).

. En base a ello, se ha llegado a las siguientes conclusiones:

1-Hay que esperar   a la concreción definitiva del material hecho público, ya que, como dice el plan y sus anexos:

Esta previsión es orientativa y no tiene carácter exhaustivo. Las decisiones y fechas concretas sobre el efectivo levantamiento de las limitaciones establecidas durante el estado de alarma se determinarán a través de los correspondientes instrumentos jurídicos. El régimen común aplicable a todas las medidas también podrá ser adaptado, en función de la evolución de la pandemia o de otras circunstancias justificadas

2- Según determina el citado Plan, la unidad de acción para tomar decisiones sobre la vuelta a la normalidad será cada provincia concreta y en base a la afectación de la epidemia sobre su población. 

3-En principio, de la lectura del plan presentado (y pendiente de publicación oficial), CONEPA entiende que los talleres, servicios esenciales desde el principio para atender a la movilidad autorizada por el estado de alarma,  podrían recuperar el resto de sus servicios en la actual FASE 0, a partir del 4 de mayo, en base al apartado siguiente:

COMERCIO MINORISTA Y ACTIVIDADES DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS:

Apertura de locales y establecimientos con cita previa para la atención individual de los clientes. Estos locales deberán contar con mostrador, mampara o, cuando esto no sea posible, garantizar el máximo de protección individual. Se establecerá un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años. Cuando el servicio profesional requiera tener contacto con el cliente será obligatorio el uso de medidas de protección como mascarilla o guantes.

Es importante la atención a las “negritas” del párrafo anterior porque determinan las condiciones en las que se ha de prestar el servicio:

-Garantía de la protección individual de las personas, empleados del taller y clientes.

-Cita previa obligada para atender a los clientes.

-Determinación de horario preferente para la atención a clientes mayores de 65 años.

Las asociaciones de CONEPA irán actualizando esta información según se vayan conociendo los calendarios territoriales específicos (si los hubiera), incluyendo lo que pueda contener de novedad en material de prevención de riesgos para la salud de las personas, a medida en que se vaya clarificando.